Así operará el nuevo sistema de ambulancias

A partir del 4 de octubre estos vehículos solo podrán recoger a los pacientes, tras previa solicitud hecha a través de la línea 123. Se atenderá cualquier emergencia.

A partir de este jueves 4 de octubre entrará a funcionar el nuevo Sistema de Emergencias Médicas en Barranquilla. A través de la resolución 0642 del 5 de septiembre de 2018, el Distrito buscará no solo acabar con la reconocida y tradicional “guerra de las ambulancias”, sino que apuntará a “brindarle mejor atención médica” a los usuarios que lo requieran.

Para este fin, la Secretaría de Salud Distrital, durante año y medio, señaló que estructuró un Sistema de Emergencias Médicas para garantizar la seguridad de los usuarios al momento de requerir una ambulancia por un accidente de tránsito o por un incidente de salud doméstico.

En ese sentido, los ciudadanos solo podrán solicitar el servicio de una ambulancia a través de la línea 123 de la Policía Nacional, quien se encargará de remitir las llamadas a través de un aplicativo móvil.

La operación

El nuevo Sistema de Emergencias Médicas funcionará, en un principio, con doce ambulancias que serán distribuidas en puntos clave de las cinco localidades de Barranquilla.

Cuando una persona llama al 123 a reportar un accidente el operador trasladará la solicitud a la estación del CRUE, quien generará un mensaje de alerta a través de un aplicativo móvil a las ambulancias que se encuentren cerca al sitio donde ocurrió el accidente o a la dirección donde el paciente pida el servicio. (Ver infografía)

La ambulancia que acepte la solicitud recibirá la dirección para acudir al lugar y socorrer al paciente que haya sufrido el percance.

Los paramédicos que atienden de manera inicial el caso deberán evaluar el estado del paciente y registrarlo en el sistema para que este asigne la institución prestadora de salud a donde deberá ser trasladado, teniendo en cuenta la condición del paciente y la complejidad de la IPS requerida para la atención. El sistema indicará la que esté más cerca al sitio del accidente o de la dirección del enfermo.

Una de las novedades del sistema es que enviará una alerta a la IPS receptora para que se prepare para la atención del paciente. En total serán 44 IPS habilitadas para la atención de los pacientes (Ver infografía). La entidad tendrá un minuto para decidir si recibe o no al paciente. En caso de que la respuesta sea negativa, tendrá que estar soportada.

Cuando la emergencia que se reporte involucre a muchas personas lesionadas, que sea masiva, existe la opción de un ‘botón de pánico’ para que se active la mayor cantidad posible de vehículos medicalizados que operen en la ciudad.

El sistema también tendrá comunicación directa con el sistema de transporte masivo (Transmetro), para informar de la necesidad de usar el carril exclusivo para el paso de las ambulancias.
En estos casos, la idea es que se libere el carril del ‘Solo bus’ para el tránsito de los vehículos medicalizados, de tal manera que “el tiempo de respuesta se optimice”.

Dentro de este proceso, el sistema establece que todas las clínicas, hospitales o instituciones mixtas que tengan habilitado el servicio de urgencia están obligados a recibir los pacientes que lleven las ambulancias, sin importar la capacidad económica de la persona.

La secretaria de Salud del Distrito, Alma Solano Sánchez, explico que a través de este nuevo sistema las autoridades tendrán más control sobre el traslado de los pacientes hacia los centros asistenciales. “A partir del 4 de octubre ninguna ambulancia podría recoger a un paciente, si no es direccionada a través del 123 de la Policía, para eso trabajamos en llave también con las instituciones de salud y las aseguradoras”, precisó la funcionaria.

Solano Sánchez hizo un llamado a la comunidad para que no sigan solicitando de manera directa las ambulancias, debido a que se “pierde la trazabilidad” por parte de los entes de control.

Enfatizó en que si alguna ambulancia decide llevarse a un paciente sin autorización, no recibirá ningún pago y se abrirá un proceso disciplinario a esa empresa.

“El fin de la Guerra”

La secretaria de Salud, Alma Solano, indicó que durante los últimos cuatro años, abrieron 480 investigaciones, pero que estas “no han tenido ningún efecto”, debido a que las empresas preferían pagar la sanción (Entre $1 millón y $4 millones) y continuar con los incumplimientos.

Detalló que el motivo más frecuente de las sanciones está relacionado con que el paciente era trasladado hacia el sitio que no era el más cercano al lugar en donde ocurrió el accidente.

“La norma tiene unos vacíos que no permite que yo pueda sancionar una ambulancia e inmovilizarla, sino que se sanciona es a la empresa. Tuvimos un caso hace tres años, en donde la empresa prefirió cerrar y liquidarse, antes que pagar las sanciones”, detalló la funcionaria.

Solano indicó que también han interpuesto acciones jurídicas, pero algunos jueces han decidido que dichas acciones “no son valederas”. “En algunos casos es más importante el derecho al trabajo de los paramédicos, que el derecho a la vida de los pacientes. No vamos a dejar de hacer seguimiento y procesos sancionatorios en estos casos”, sostuvo Solano.

Orden

Para el médico y consultor en servicios de salud, Ulahy Beltrán López, la ciudad requería ponerle orden a todo el proceso de atención prehospitalaria de urgencias, y de manera específica, al componente de traslado de pacientes en ambulancias.

“Era necesario expedir o actualizar la reglamentación local al respecto por parte del ente territorial, en este caso el Distrito, para entonces socializarla debidamente entre todos los actores que intervienen en este proceso asistencial en sus diferentes fases, empezando por la misma ciudadanía que es la que dispara el sistema activándolo con la llamada a la línea 123 de la Policía Nacional”, manifestó el Experto.

Asimismo, para Beltrán el éxito de la aplicación de la nueva normatividad y que debe traducirse en más vidas salvadas por oportunos traslados de pacientes y así conseguir atenciones más seguras y pertinentes en los centros hospitalarios a los que sean llevadas estas personas, implica que el sistema debe mantener una “armonía funcional”.

Por su parte, el ingeniero Víctor Cantillo, experto en temas de tránsito y movilidad, consideró que es un “avance” que se implemente la aplicación en la ciudad, pero que esta debe ser “mejorada y actualizada” constantemente.

Según Cantillo, el plan va en la dirección correcta, pero cree que hay que seguir trabajando en mejoras del sistema, de tal manera que se tenga un servicio mucho más eficiente para que le ponga freno a las prácticas indebidas, como el paseo de la muerte.

¿Cuándo se puede solicitar el servicio?

El nuevo Sistema de Emergencias Médicas puede ser solicitado para atender cualquier emergencia: víctimas de enfermedad, accidentes de tránsito, traumatismo o paros cardiorrespiratorios que se registren en los espacios públicos o privados, y que requieran atención médica de urgencias que prestan las instituciones de transporte especial de pacientes (Atención prehospitalaria), y hospitalaria, de tal manera que se “garantice la vida de los ciudadanos”.

Los medicos atenderán la llamada y, a partir de allí, se definirá la acción a seguir. Por ese motivo, la Secretaría asegura que aumentó el número de funcionarios que se encargarán de atender las llamadas telefónicas.

El pago por la atención del servicio estará a cargo de la entidad correspondiente. En el caso de un accidente el responsable es el Soat; de un accidente laboral, la ARL; atentados terroristas, el Fosyga, y por la población vulnerable y extranjeros responde el ente territorial, que en este caso es el Distrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: